Reservación Apartamentos y Villas

Solicitar la disponibilidad

Hotel Reservación


Ospiti camera #2
Ospiti camera #3
Ospiti camera #4

Dejarse encantar por la diosa del amor y seducir por el dios del vino concediéndose un momento de romanticismo...

Dedicar tiempo al propio cuerpo y al propio bienestar inmersos en la armonía de las suaves colinas toscanas...

Take part in the exciting search for Mugello White Truffle... 

Cook "zero kilometers" and keep fit on the two wheels!

Autódromo del Mugello

Un hotel encantador a 5 minutos del circuito

Si estáis buscando un hotel cercano al Circuito del Mugello, el Monsignor della Casa Country Resort & Spa es decididamente la mejor elección.

El Country Resort se encuentra de hecho en Burgo San Lorenzo, a sólo 5 minutos del autódromo del Mugello y a pocos minutos de la salida de la autopista de Barberino: desde aquí podréis llegar en un instante a las pistas para asistir al Gran Premio del Mugello, a los test de Formula 1 y a todos los demás eventos y manifestaciones del Circuito.

Aquí encontraréis no sólo habitaciones y suites para pasar un fin de semana solos, con los amigos, en pareja o en familia, sino también apartamentos y villas para alojarse más días en el Mugello, en un ambiente auténtico, funcional y muy acogedor.

Circuito del Mugello

Una carrera completa, selectiva y siempre abierta a imprevistos. Éste era el viejo Circuito del Mugello. Nacida en el 1914 como competición frecuente e inmediatamente interrumpida por la guerra, conoció un período dorado en la posguerra cuando el desafío eran los 66 polvorientos quilómetros de ascenso desde Scarperia hasta Firenzuola para después volver a través del paso de la Futa en San Piero, otra vez a Scarperia. Eran los mejores pilotos de entonces. Campari, Brilli Peri, Enzo Ferrari (vencedor en el 1921 de la clase 4500 en Alfa Romeo), Antonio Ascari, Borzacchini, además de, naturalmente Emilio Materassi, ídolo local.

Ensombrecido por la prestigiosa Mil Millas, el circuito se enmudeció después de la edición del 1929, a pesar de una reanudación efímera, en el 1955, en un recorrido reducido a poco más de 19 km. Fueron la desaparición de las Mil Millas y el análogo resurgimiento de la popularidad de las carreras por carretera en los años 60, lo que convenció a dirigentes apasionados como Pascual Borracci y Amos Panpaloni a reanudar la competición del recorrido clásico de los 66 km. Reediciones que gozaron de mucho éxito, pero que contaron, a nivel de publicidad, con la extraña presencia de la marca tricolor más prestigiosa, la de la insignia con el caballo, que intervino de forma oficial sólo en las pruebas de la edición del 1967. Era de todas formas el destino a hacer que la historia del Mugello y aquella de Ferrari se encontrasen de nuevo, pero habría sido necesario esperar más de veinte años.

El mugello, tiene desniveles tan específicos y tan altos que resultan ideales para realizar rigurosas pruebas y test.

Proyectado en los años 70 y después renovado profundamente por Ferrari, propietaria del circuito, el Mugello es uno de los más sugestivos, modernos y seguros del panorama internacional.

Es la sede habitual donde realiza los test Ferrari, que es la propietaria, de las pruebas de Formula 1, de las casas líder en el Mundial MotoGP y del el Mundial Superbike, de prestigiosa marca automovilística nacional e internacional. Ha hospedado la Formula 5.000 (que ha dado nombre a la instalación el 23 de Junio del 1974), la Fórmula 3.000, la Fórmula Dos, Dtm, Fiat-Gt y, la única instalación italiana, el ITC: en lo que concierne a las dos ruedas es la sede habitual del GP de Italia. 

Hay muchísimas razones para escoger el Monsignor della Casa…

  • Spa abierto hasta las 22.00 a petición
  • Conexión Internet Wi-Fi gratuita
  • Aparcamiento gratuito